fbpx

Chef Burger un lugar lleno de experiencias / La Barra

Cubrir las necesidades de los comensales y de sus empleados, Chef Burger ha desarrollado estrategias en busca de brindarle experiencias a sus clientes. 

Chef Burger nació en Medellín en agosto de 2011. Cinco años después, ha decidido expandirse hacia la capital del país. La primera vez que salió de su ciudad lo hizo en Cali, en diciembre de 2015 y, debido a su éxito, decidieron abrir una sede en Bogotá en el parque de la 93.

Iván Castaño, uno de los socios fundadores, considera que una de las razones por las que la marca ha tenido tanto éxito ha sido “construir una experiencia gastronómica que sabe cubrir las necesidades de los consumidores, quienes buscan restaurantes casuales a un precio que es asequible a múltiples segmentos del cliente. Nos destacamos por tener hamburguesas muy bien elaboradas en un ambiente trendy, agradable”.

A lo anterior se le suma el trabajo que han realizado con la marca. Chef Burger no solo decidió vender hamburguesas sino también experiencias, que abarcan desde el diseño hasta contar, por ejemplo, con una franja musical en la emisora de la Cámara de Comercio, en Medellín, de lunes a viernes, entre 5 y 6 de la tarde. “Quisimos darle una onda musical a la marca para que el consumidor, cuando vaya de regreso a casa, entre en contacto con nuestra música”, agrega Castaño.

Pero así como son importantes los clientes, también lo son quienes trabajan para ellos. “Cuando nosotros empezamos en el negocio de los restaurantes, una de las debilidades que vimos era que había mucha rotación de empleados. Entonces trabajamos al interior del equipo y llevamos talleres sobre felicidad para decirles que más allá del dinero, la clave es encontrar estabilidad y estar en un ambiente cómodo”, comenta Castaño. Los talleres de teatro son algunas de las actividades que realizan con sus empleados, a través de los cuales enseñan técnicas de servicio y de crecimiento personal.

Sobre Bogotá, las expectativas que tienen son altas. Aún así, tanto Castaño como sus otros tres socios y aliados estratégicos, aseguran estar tranquilos porque llegan “con una experiencia de producto diferente, de buena calidad y con precios competitivos teniendo en cuenta que los de la competencia son muy altos”.

El local lo abrieron en el primer piso del hotel GHL, en el Parque de la 93, pero piensan abrir un segundo punto, a mediados de este año en la Zona T. Las próximas ciudades a las que esperan llegar son Barranquilla y Bucaramanga, entre el 2017 y 2018.